CONCEPTO:

Greco-Romano:

La literatura clásica fue uno de los periodos en los cuales el hombre como tema central escribía sobre el politeísmo (poli=varios Teísmo=dioses) esta literatura es la más antigua ya que aparece 200 a.c o mucho más atrás. Cuando vamos a referirnos a literatura clásica nos ubicamos en Israel, Grecia, Roma. (Fue donde se vio reflejada esta), y la fusión de la literatura Latina. Es un concepto que expresa la fuerte identidad entre las manifestaciones de lo Griego y de lo Romano en la época clásica y en pervivencia en todos los aspectos de la Civilización Occidental, sobre todo desde el Renacimiento, que lo toma expresamente como modelo clásico a imitar.

La Antigüedad clásica es un término amplio que abarca un largo período en las áreas dominadas por Grecia y Roma; es decir, se identifica con el periodo greco-romano de la Edad Antigua en el mundo grecorromano: la Cuenca del Mediterráneo y el Próximo Oriente.

El término se opone a la Antigüedad tardía y remite a la herencia de la civilización  grecorromana.

La Literatura griega es aquella que fue escrita por autores nativos de Grecia y las zonas geográficas de influencia griega. Estos trabajos están generalmente compuestos por alguno de los dialectos griegos, pero no necesariamente. Se manifiesta a lo largo de todos los periodos históricos en los que han existido escritores griegos.
La literatura romana surge en Roma los escritos en prosa, muy relacionados con el carácter romano, con un fin especialmente práctico, por la necesidad de establecer y regular las relaciones con los dioses y con los hombres. Para la relación con los dioses surgen las plegarias, llenas de pragmatismo, en las que se pide defensa sobre las cosechas, sobre la familia, etc. Las relaciones con los hombres se regulan y crean mediante los documentos, tratados y leyes.

Cuando empleamos el término grecolatino, y lo aplicamos a la literatura, estamos haciendo referencia a la producción literaria llevada a cabo durante la Antigua Grecia, en cualquiera de sus ciudades y etapas, y durante la Antigua Roma, ya sea durante la República o en el período imperial.

PERIODO: 

La Antigüedad clásica se localiza en el momento de plenitud de las civilizaciones griega y romana Siglo V a. C. al Siglo II d. C. o en sentido amplio, en toda su duración Siglo VIII a. C. al Siglo V d. C.

En este sentido, se considera que este periodo se inicia con la Iliada, el poema griego de Homero (siglo VIII-VII a.C), el más antiguo encontrado intacto hasta nuestros días. Este periodo engloba el auge del cristianismo y el declive del Imperio Romano y termina con la disolución de la cultura clásica y el principio del periodo denominado Antigüedad tardía  (300 – 600 d. C.) y de la Alta Edad Media (500-1000 d.C). Desde Homero hasta la expansión de Macedonia con Alejandro Magno.

Җ PERIODO JONICO O ARCAICO:

Esta etapa comienza con la realfabetización del mundo griego. Habían salido de una etapa oscura (llamada así porque aparentemente por migraciones y guerras dejaron de lado la escritura y volvieron a la oralidad) y estaban organizándose hacia una civilización. En esta etapa destacan los poemas homéricos en la épica y en la lírica los poemas de Zafó y las odas de Píndaro.

Җ PERIODO ATICO O CLÁSICO:

Esta etapa comienza con la hegemonía de Atenas frente a las demás polis-griegas. Esta hegemonía se debió a la victoria sobre los persas, a partir de la cual las demás ciudades les pagaban tributo a los atenienses. En el aspecto literario, nació la tragedia y sus máximos representantes fueron Esquilo, Sófocles y Eurípides.

Җ PERIODO HELENISTA:

El periodo helenístico se inicia con las conquistas de Alejandro Magno en las ciudades griegas, su posterior victoria frente a los persas y su dominio del mundo antiguo. Alejandro Magno había sido alumno del sabio Aristóteles, por lo que aprendió desde pequeño a amar la cultura griega y la expandió por el mundo antiguo a través de sus conquistas.

CARACTERISTICAS:

Se destaca por si riqueza y su gran profundidad filosófica 

☎ Concibieron unos dioses que solo se distinguían de los humanos por sus poderes

☎ Compartían la misma cultura (idioma y religión)

☎ Los dioses griegos eran antropomorfos (tenían forma humana)

☎ La literatura grecorromana es escrita en latín

☎ Reviven antiguas leyendas y relatos (mitología griega)

☎ Se basan en el contraste de personalidades, pasiones y acciones de los protagonistas, contrastando la humanidad y la crudeza.

☎ Describen solemne y sencillamente el mundo heroico de tiempos antiguos, sin intención de precisión histórica.

REPRESENTANTES Y SUS OBRAS:

✖ Homero ▲▲▲▲▲▲ La Ilíada, La Odisea

✖ Publio Virgilio Marón ▲▲▲▲▲▲ La Eneida, Las Bucólicas, las Geórgicas

✖ Mestrio Plutarco ▲▲▲▲▲▲ Moralia, Vidas Paralelas

✖ Marco Tulio Cicerón  ▲▲▲▲▲▲ Orator, De Fato

✖ Walter Solón Romero ▲▲▲▲▲▲ 

✖ Sófocles ▲▲▲▲▲▲  Antígona y Edipo Rey

✖ Esopo ▲▲▲▲▲▲ Fabulas

✖ Tacito ▲▲▲▲▲▲ Diálogo sobre los oradores, Los Anales

✖ Lucio Anneo Séneca ▲▲▲▲▲▲ Hércules Furioso, Las Troyanas

Gayo Plinio Cecilio Segundo (Plinio el Viejo) ▲▲▲▲▲▲ Historia Natural. Lapidario

HECHOS HISTÓRICOS:

Fecha

Sucesos de Grecia Antigua

2000 a C Los aqueos, pueblo proveniente de las llanuras del Danubio, se establecen en Grecia, en las islas del Mar Egeo, incluso Creta y las costas de Asia Menor.
Se dedican a la agricultura y la ganadería y so muy buenos navegantes.
Con su advenimiento, termina la civilización minoica o cretense.
1400 a 1100 a C Civilización Micénica, con sede en la ciudad de Micenas, en Argólida. Es el período de auge de los aqueos. Éstos rodean a sus ciudades de fuertes murallas, cada una aislada de otra. Cada ciudad era una ciudad-estado.
1100 a C Destrucción de Troya después de una larga guerra. Troya, ciudad del Asia Menor, es asediada durante diez años por los griegos, hasta que sobrevino la destrucción de Troya.Parte de los relatos legendarios se narran en “La Ilíada”, exaltando a los héroes protagonistas de la Guerra de Troya.
1000 a C Invasión Dórica que puso fin a la civilización aquea. Los Dorios eran oriundos de los Balcanes, y constituían una población semibárbara. Su centro fue Esparta. Pero en la península griega subsisten todavía los eólios en Beocia y los jónicos en el Ätica.
800
a C
Esparta es ciudad-estado organizada por Licurgo y sus Leyes. Es gobernada por dos reyes, 28 gerontes y una asamblea popular.Los ciudadanos son adiestrados en el uso de las armas y Esparta cuenta con el más poderoso ejército de Grecia.
620
a C
El gran legislador, Dracón, mediante sus Leyes, organiza la república de Atenas. Su colección de Leyes integran el primer código escrito de Atenas. Allí enuncian que el Estado interviene en la administración de la justicia. Dracón establece penas demasiado severas y crueles para lograr el orden del Estado. La severidad y crueldad extrema hizo que los eupátridas -por temor a un estallido de guerra civil- encargaron a Solón la realización de una reforma.La sociedad se divide en tres clases sociales: ciudadanos, metecos y esclavos.
594
a C
Solón, arconte epónimo con poderes dictatoriales, abolió las leyes de Dracón y dictó una ley de amnistía. Abolió los privilegios de la aristocracia o nobleza de sangre y se impuso la timocracia, es decir que cualquier ciudadano no perteneciente a la nobleza, que mejore su situación económica, puede llegar a ocupar altos cargos.
490
a C
Invasión Persa. Darío, Rey de los Persas, conquista algunas colonias griegas, e instala un fuerte ejército. Fueron llamadas Guerras Médicas (por los Medos, como los llamaban los griegos a los persas).La gran batalla se libró en Maratón. Los atenienses son comandados por Milcíades. El ejército de Darío pierde unos 6.000 hombres. Éste embarca a sus soldados, intenta llegar a Atenas, pero Milcíades lo obliga a regresar a Persia.
480
a C
Nueva Invasión Persa. Jerjes, hijo de Darío, intenta la segunda invasión a Grecia, cruzando el Helesponto (hoy Estrecho de Dardanelos). Los persas llegan a Atenas después de derrotar al rey Leónidas y sus hombres en las Termópilas.La flota ateniense derrota a los persas y hunde sus naves en la batalla de Salamina.El rey persa Jerjes, con unas pocas naves, regresa a Persia, pero deja en Grecia un ejército al mando del General Mardonio.
479
a C
Finalizan las Guerras Médicas. El rey de Esparta Pausanias, con ejércitos de toda Grecia, derrota a los persas en la batalla de Platea. Al poco tiempo, la flota naval de Jerjes es derrotada en cercanía de Micala, y terminan con el peligro persa.
460 – 429
a C
Acrópolis de AtenasEl Siglo de Pericles.
Terminadas las Guerras Médicas, aparece un estratega que lleva al mayor bienestar de Atenas. Pericles, nacido en Atenas hacia -499, un noble que recibió una esmerada educación. Bajo su mando, Atenas se convierte en el centro de la civilización griega y llevó al apogeo de la cultura helénica.Pericles

Pericles reconstruyó la Acrópolis, y estableció en ella los templos dedicados a la diosa protectora de la ciudad.

Allí se levantaba a la entrada el pórtico o Propileo, luego el templo Niké Apteros (Victoria sin alas), se encuentran el Partenón, el Erecteión, el Odeón, el Teatro de Dionisos y otros monumentos.

431 – 404
a C
Guerra del Peloponeso. Se originó por la rivalidad entre las dos principales ciudades griegas: Esparta y Atenas.Atenas inició esta contienda. La guerra tuvo tres partes: la primera finaliza en -421 con la paz de Nicia; la segunda, de -416 a -413 enfrentándose en Siracusa y la tercera termina en -404 con la entrada de los espartanos en Atenas. Como consecuencia, Atenas debe derribar sus murallas, terminar con su gobierno democrático, entregar su flota y pagar tributos.
340 – 338
a C
Guerra entre Macedonia y Grecia. El rey Filipo II, rey de Macedonia, invade Grecia.
En la batalla de Queronea los macedonios vencen a los griegos, en el año -338, y dominan y controlan el país.
336
a C
Con la muerte de Filipo II, asume al trono de Macedonia, su hijo Alejandro Magno. Los griegos se sublevan. La primera ciudad en levantarse contra Alejandro, es Tebas. Alejandro Magno vence a los tebanos en Beocia; la ciudad de Tebas es destruida y 30.000 tebanos son vendidos como esclavos.Alejandro decide reunir a los representantes griegos en Corinto y obliga a que participen en una invasión a Persia.
334 – 323
a C
Alejandro, con un numeroso ejército integrado por macedonios, griegos e ilirios, marcha hacia Persia. Conquista Egipto, Persia, Mesopotamia, Asia Menor y Siria. Funda Alejandría en Egipto, y ésta se convierte en el centro de la civilización helénica.
199
a C
Los Romanos deciden declarar la guerra a los macedonios, quienes de habían aliado con Cartago. Logran vencer a los macedonios al mando de Filipo V, en Cinocéfalos, Tesalia. Dan libertad a las ciudades griegas, quienes no deberán pagar más tributos.
168
a C
A Filipo V lo sucede Perseo. Éste ataca Roma para recuperar el dominio perdido. Los romanos, al mando de Paulo Emilio, lo vencen en Pidna. Así, Macedonia se convierte en provincia romana, y Roma toma medidas rígidas contra las ciudades griegas que apoyaron a los macedonios.
146
a C
Grecia se rebela contra los romanos, pero son vencidos por el ejército comandado por Lucio Mummio, en Leucopetra. Los romanos sitian Corinto y la arrasan.Grecia se convierte en una provincia romana. Continuará en esta situación hasta la caída del Imperio Romano de Oriente, en 1453 d C

LOS TRES GRANDES PERÍODOS DE LA HISTORIA DE ROMA

MONARQUÍA

La Monarquía se instauró en Roma en el 753 a.C. y permaneció vigente hasta el 509 a.C. Hay muchos momentos en los que la leyenda se apodera de la historia durante este período. Muchos historiadores romanos consideran este período como una mera anécdota y se permiten el lujo de ofrecer opiniones personales, uno de ellos, Tito Livio (59 a.C. − 17 d.C.) con su obra Ab urbe condita, en la que relata la historia de su ciudad.

Basándonos en la leyenda, hubo siete reyes: Rómulo Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, Tarquino

Prisco, Servio Tulio y Tarquinio el Soberbio. Los cuatro primeros eran de origen latino−sabino, y los restantes, de origen etrusco.

* El período al que corresponden los reyes latino−sabinos es el más legendario. De él podemos destacar:

· La familia, núcleo social, bajo el mando del pater familias. Estaba formada por parientes consanguíneos, por esclavos y clientes. Las familias descendientes de un mismo antepasado formaban una gens.

· La sociedad se distribuía en tres tribus (Ramnes, Tities y Luceres), que se subdividían en treinta curias que se reunían en comitia curiata (asambleas), encargadas de los asuntos religiosos, civiles y militares. Elegían también al rex (rey) y gobernaban en los períodos en los que aún no había sido elegido.

· El Senado estaba compuesto por cien ancianos de las familias más ilustes.

· El ejército estaba integrado por centurias (cien infantes) procedentes de las curias, y decurias (diez jinetes).

Durante la Monarquía, el ejército alcanzó los tres mil infantes y trescientos jinetes.

* Durante el período de la dinastía etrusca, la economía, anteriormente agrícola, se basó en el comercio y la industria.

La sociedad también cambió, en tiempos de Servio Tulio, se establecieron cinco clases sociales diferenciadas por matrimonios y posesiones materiales y no por linaje.

Roma se fue convirtiendo en una ciudad, mejoró en urbanismo y obras públicas.

· Durante el reinado de Tarquinio Prisco se edificó el Circo Máximo, para los juegos y espectáculos; también se construyó la Cloaca Máxima.

· Durante el reinado de Servio Tulio se construyó la muralla de la ciudad o Muro Serviano.

REPÚBLICA

Desde el 509 a.C. hasta el 27 a.C.

Tras la expulsión del último rey etrusco, se inició en Roma la

República (res pública, asunto de interés público).

De este período destacaremos la organización social, las instituciones políticas y la expansión romana.

1Organización social

La sociedad romana se estructuraba de la siguiente manera en la Monarquía.

SOCIEDAD

Libres Ciudadanos y No ciudadanos

Patricios Extranjeros

Caballeros

Plebeyos

Clientes

Libertos

Esclavos

· Patricios Procedían de familias aristocráticas descendientes de antiguas familias romanas y participaban en los cargos políticos del Estado romano. Gozaban de derechos, privilegios y grandes fortunas.

· Caballeros Por sus riquezas llegaron, pese a provenir de la plebe, a obtener gran poder económico y social.

· Plebeyos Es la clase más numerosa de la sociedad romana. Eran campesinos o artesanos y pequeños comerciantes. Plebeyos y patricios estaban enfrentados por cuestiones de derechos y privilegios. Tras muchas reivindicaciones sociales, los plebeyos lograron la igualdad jurídica.

· Clientes Estaban ligados a una familia, de la que obtenían protección jurídica y apoyo económico.

· Esclavos y libertos Los esclavos no tenían derechos y eran considerados como objetos, eran la clase menos favorecida. Podían acceder a la libertad a través de la manumissio o emancipación y se convertían entonces en libertos, ciudadanos con limitaciones ligados a sus antiguos amos por estrechas relaciones sociales y económicas.

· Extranjeros Eran libres pero no tenían los derechos de los ciudadanos, puesto que no habitaban en Roma.

Instituciones políticas

Destacan tres instituciones: el Consulado, los Comicios o Asamblea y el Senado. Para poner estas instituciones en funcionamiento, existían magistraturas o cargos.

Dichas instituciones estaban en manos de los patricios, pero tras largas reivindicaciones, también estuvieron al alcance de los plebeyos.

· El Consulado. Estaba formado por dos cónsules, que eran los magistrados superiores del Estado, y disfrutaban de poder militar, judicial y administrativo. Su cargo era anual. Poseían derecho de veto y podían negociar tratados de paz o treguas, con la posterior ratificación del Senado. En momentos críticos, podían nombrar un dictador, que se ocupaba del gobierno durante seis meses, tras los cuales dimitía.

· Los Comicios o Asamblea. Los más antiguos son los comicios curiados; los comicios centuriados son de la

2época de Servio Tulio, y los comicios tributos nacieron para dar una mayor protección a la plebe.

Magistraturas relacionadas con estas asambleas:

Magistrados Cargos y atribuciones

Pretores Asuntos judiciales. Eran dos: praetor peregrinus y praetor urbanus.

Censores

Censaban la ciudad cada cinco años, según el patrimonio de los ciudadanos.

Observaban el cumplimiento de las buenas costumbres. Eran dos.

Ediles

Se encargaban de la administración de la ciudad, el aprovisionamiento de víveres, la vigilancia de los mercados y la organización de festejos y juegos. Eran cuatro: dos curules y dos plebeyos.

Cuestores Se ocupaban de la administración del Tesoro Público. Llegaron a ser cuarenta.

Tribunos de la plebe Protegían y defendían los derechos de la plebe. Eran dos y después diez.

Las atribuciones de las asambleas iban desde la elección de determinados magistrados a la propuesta de leyes y a la de impartir la justicia.

· El Senado. Llegó a tener novecientos senadores. Al principio, sólo los patricios podían ser senadores, posteriormente, también los plebeyos. El cargo era vitalicio y se escogía entre magistrados. De ser un órgano asesor pasó a obtener un gran poder y prestigio.

Atribuciones:

Política exterior: nombramiento de personas encargadas de arbitraje en conflictos entre pueblos aliados de Roma, recibimiento de embajadores, firma de tratados de paz

Política interior: se ocupaba del mantenimiento de costumbres culturales y religiosas, de la administración del Tesoro Público

Siempre se apoyaba en magistrados.

La expansión de Roma

Tras lograr la hegemonía en la región del Lacio, Roma se propuso la expansión por el resto de la península italiana y por el Mediterráneo. Hay tres acontecimientos principales en la expansión: el dominio de la península italiana, las guerras púnicas y el dominio del Mediterráneo oriental.

Entre el 510 y 272 a.C., Roma dominó la península italiana. Hechos importantes son:

• El dominio del Lacio y de Italia central.

• Las luchas contra los galos, que llegaron a Roma y la incendiaron en el 390 a.C.

Las guerras contra los samnitas, tras las que Roma ocupó las regiones de Campania, Abulia, y

Lucania.

• Expansión hacia la zona de la Magna Grecia y toma de Tarento.

Con la conquista de Italia, Roma se convirtió en una potencia económica y militar que se enfrentó a Cartago por la supremacía comercial en el Mediterráneo. Este enfrentamiento originó las guerras púnicas.

Principales acontecimientos de las guerras púnicas

1ª guerra púnica (264−241 a.C.)

3• Sicilia, tras la derrota de los cartaginenses se convirtió en la primera provincia romana.

Los romanos conquistaron Córcega, Cerdeña y la Galia Cisalpina, que pasaron a ser provincias romanas.

2ª guerra púnica (219−201 a.C.)

Tras perder Sicilia, Amílcar Barca, jefe cartaginés, se dirigió a Hispania y su cuñado Asdrúbal fundó en el 237 a.C. la ciudad de Quarthadasat (Cartagena). Este jefe firmó con Roma el tratado del Ebro (226 a.C.) en que se establecían las fronteras entre cartaginenses (Sur) y romanos(Norte).

Aníbal, hijo de Amílcar, sitió Sagunto, ciudad hispana aliada de Roma, que dio lugar al segundo conflicto bélico.

Aníbal se dirigió a Italia y cruzó los Alpes y los Apeninos con su ejército. Venció a los romanos en

Cannas (216 a.C.).

• La guerra continuó en Cartago. Allí, Escisión el Africano derrotó a Aníbal en Zama (202 a.C.).

3ª guerra púnica (149−146 a.C.)

• Publio Cornelio Escisión Emiliano destruyó definitivamente Cartago.

• Se creó la provincia romana de África.

Durante la primera mitad del siglo II a.C., Roma se centró en la conquista del Mediterráneo oriental. Tras las guerras macedónicas, en las que conquistó Grecia y luchó contra Antíoco III, Roma se impuso.

La llegada de Roma a la Península Ibérica

En el 218 a.C., los romanos llegaron a la Península Ibérica al mando de los hermanos Cneo Escipión y Publio Escipión. Entraron por Emporion (Ampurias).

Los Escipiones fueron apoderándose de importantes plazas. Cneo Escipión fundó Tarraco, en la antigua Cissa, y la transformó en una importante ciudad.

Las tropas romanas avanzaron hacia el Sur, donde los hermanos Escipiones encontraron la muerte en el 211 a.C.

En el 210 a.C., Publio Cornelio Escipión, el africano, prosiguió la conquista. Al año siguiente tomó Cartago

Nova. Y en el 207 a.C., tras la batalla de Ilipa, puso fin a la dominación cartaginesa de la Península.

IMPERIO

Final de la República

La República se debilitó, y tras el período del dictador Sila, el poder pasó a manos militares. Durante el siglo I

a.C. se produjeron guerras civiles, como la que tuvo lugar entre Pompeyo y Julio César. Para evitar disputas,

el poder se repartió entre Julio César, Pompeyo y Craso, primer triunvirato. Dicho período terminó con el asesinato de Julio César en el año 44 a.C.

Nacimiento del Imperio Se formó el segundo triunvirato, con Lépido, Marco Antonio y Octavio. Esa época se caracterizó por intrigas

y disputas, hasta que en el año 27 a.C., Octavio que había recibido el título de Augusto, se convirtió en el gobernante con mayor poder de la historia de Roma, obtuvo el mando militar, civil y religioso (Pontifex Maximus), y en el primero de una larga serie de emperadores.

4Con Octavio Augusto se inicia el Imperio, que se divide en dos grandes etapas:

• El Alto Imperio (desde el 27 a.C. hasta el 192 d.C.).

• El Bajo Imperio (desde el 193 d.C. hasta el 476).

El poder y la organización

El emperador Augusto sentó las bases del nuevo sistema que se fundamentaba en la figura del princeps, quien recibía las siguientes atribuciones:

• Tribunicia potestas. Augusto tenía el derecho de veto para frenar cualquier iniciativa legal.

Imperium maius, poder por el que se le confería el mando militar, por encima de los demás magistrados, fuera de Italia.

• Censoria potestas, poder que le permitía renovar o determinar los componentes del Senado.

La organización administrativa del Imperio debía atender a la administración de Roma, Italia y las provincias.

Había dos puntos principales:

Concilium principis (consejo del príncipe). Funcionaba como un consejo de gobierno dirigido por el prefecto del pretorio encargado de representar al emperador, comandar la guardia pretoriana, coordinar a los generales de las regiones romanas, gestionar la intendencia del ejército Por debajo de este magistrado, estaban los funcionarios imperiales, que se ocupaban de los archivos administrativos, la correspondencia, las peticiones y demandas del emperador

Gobierno de las provincias. Quedaba repartido entre el emperador y el Senado. Se ocupaba de dirigir las provincias de reciente incorporación y las más conflictivas. El Senado nombraba gobernadores provinciales que tenían bajo su autoridad a los cuestores, encargados de controlas las finanzas de las provincias.

Expansión durante el Imperio

Hay tres momentos principales relacionados con el emperador Octavio Augusto, la dinastía Flavia y el emperador Trajano.

Período de Augusto. Tras la batalla de Accio (31 a.C.), Egipto fue declarado provincia romana. Se anexionaron también Galacia y Judea en Oriente; en Europa surgieron Retia, Nórica, Panonia y Mesia.

• Período de la dinastía Flavia. El Imperio se expandió por Britania y Germania.

Período de Trajano. Se obtuvo la máxima extensión, con la conquista de Dacia. Se anexionaron Arabia, Armenia y Mesopotamia, en Oriente.

HECHOS POLÍTICOS:

La civilización romana fue la gran protagonista del último tramo de la historia antigua, además de ser uno de los pilares de la civilización cristiano occidental, a Roma le debemos entre otros aportes el Derecho, la ley positivada racional y sistemáticamente, los conceptos de administración pública de un estado supranacional, mediante el consolidación de la Res Publicae y/o entidad pública , también en Roma están las bases de los actuales idiomas romances o latinos, y un sinfín de adelantos materiales centrales en la marcha y devenir de las sociedades que le preceden hasta el presente.

Sin embargo reducir la obra de Roma, solamente al aspecto político no nos da una panorámica completa de su realidad y su importancia, de allí prevenir al lector que esta interpretación solo aborda una arista, la política, ya que gracias a ella Roma, se hace dueña del mundo, la internalizacion de su poderío político, de la supremacía de sus instituciones, y de la potencia de sus ideales cívicos, los lleva a la cima del poder. Esa es la óptica de este ensayo.
De allí que para una visón más comprensiva de Roma y su cultura, esta información debe ser complementada, contrastada y cruzada con otros elementos de la superestructura, como: El derecho, la religión, las artes, la literatura, la vida cotidiana, su economía y su capacidad comercial, sus juegos, como el circo, donde conviven gladiadores, carreras de caballo, o necesariamente conocer como era sus legiones ( o ejercito) , sus clases sociales, etc. Así se podría tener una relación más exacta de lo que fue Roma y el mundo que surgió bajo su signo.
Ahora bien desde una óptica política, tenemos la gran ventaja de: 1. Lograr un conocimiento de la grandeza romana , dado que la política de este pueblo es central para su comprensión y con ello develar el signo de aquellos tiempos. 2. Captar los hechos en su dimensión temporal, que es esencial para hacer de la historia una ciencia progresista y con cierta profundidad democrática,.
Al día de hoy incluso muchas historia en teoría, y reconozcámoslo, con una clara visión democrática y progresista, no dan respuestas al pueblo que dicen interpretar por haber dejado de lado lo temporal, elemento central para la comprensión real de la historia por parte de todos los públicos, en especial el popular, al que a lo menos desde nuestra óptica, esta destinada la acción pedagógica de la historia.
La historia política tiene además la gran ventaja de ser la cualidad esencial del ser humano, ” El animal también es social, pero solo el hombre es político su carácter específico es vivir insertado en el organismo social que es la polis ” . Sí esta idea la aplicamos al sistema educativo y a sus profesores, es de gran importancia adentrarnos en el conocimiento de Roma desde su evolución política, para así educar ciudadanos con conciencia.
Los Romanos vivieron y desarrollaron tres etapas dentro de su devenir cívico – institucional, sin duda el paso de una a otra etapa no es de claridad absoluta y muchas de las fechas que utilizamos son convencionales para ordenar la secuencialidad, ” dado que los procesos, en este caso el político, son en sí mismos demasiados complejos para que sea imágenes definitivas, y están compuestos por diversos planos de la realidad, principalmente ritmos cruzados, de tiempo, relaciones cambiantes , etc..
Por lo anteriormente expuesto, pasamos a describir y analizar resumidamente los tiempos políticos y de cambio en el Imperio Romano, la ciudad que se convirtió en paradigma de la fuerza imperial y del dominio de Roma a otros pueblos en el marco del mundo antiguo. ” Su dominación fue obra de las circunstancia y no de un plan preconcebido.
Lo mismo puede afirmarse de su desarrollo institucional. Fueron el resultado de un complejo conjunto de factores que determinaron unas veces su expansión territorial y otras su transformación política para asimilar los cambios” Veamos pues, y reflexionemos sobre la evolución política romana, la cual no escapa al legado político griego, pero siguiendo sus propias características que la hicieron dueña del mundo antiguo y base del mundo presente.

a. La Monarquía: El Origen de Roma, temporalmente ubicamos esta etapa entre los 753 a.C. hasta el año 509 a.C. Siendo su principal característica política la monarquía, comenzando con Rómulo, siguiendo con Numa Pompilio, Tulio Hostilio, Anco Marcio, luego encontramos los reyes de origen etrusco; Tarquino Prisco, Servio Tulio y el último rey sería Tarquino el soberbio, de los siete reyes romanos, la mayoría de los autores coinciden, y es también nuestra opinión, que se confunde la leyenda con la historia, no obstante es un periodo que da origen a la grandeza romana, esto quiere decir a nuestro entender que incluso la etapa semi mítica tiene un componente político.
En cuanto a la composición étnica de la primigenia Roma, encontramos a latinos, sabinos y etruscos, ellos darían origen a la Roma histórica: republicana y luego imperial. No obstante esto, los orígenes de Roma se entremezclan con la fantasía. ” Las fuentes históricas solo son seguras a partir del siglo VI a.C. Sobre la fundación y primeros tiempos de Roma se han tejido mitos y leyendas y en la época imperial se quiso prestigiar ese origen vinculándola a Grecia ( a Eneas, héroe troyano, según la Eneida de Virgilio, texto de propaganda política , encargado al insigne poeta por Octavio Augusto) “. De forma resumida durante este periodo Roma estableció su poder sobre el resto del Lacio, comenzó la urbanización, aquí aparece el Senado, que deriva de Senex de o anciano o sabio, institución de gran importancia para Roma Se supone que Roma se funda en sus siete colinas, Capitolino, Palatino, Quirinal, Viminal, Esquilino, Celio y Aventino, originándose así la liga del septimontium. Otra teoría nos habla de que Roma seria una de las más importantes colonias de la ciudad de Alba Longa, y producto de su propia grandeza y devenir, como la capacidad, económica, política y militar de la ciudad la hizo independiente y regente del mundo desde aproximadamente el fin de la monarquía y los inicios de la República 509 a.C. hasta su caída en 476 d.C.
b. REPUBLICA: de Res Publica según Dietrich Schwanitz, el concepto más preciso seria Institución pública, la república temporalmente la ubicamos entre los años 510 a.C. hasta 27 a.C. Esta última fecha nos entrega a un Octavio Augusto con la casi totalidad del poder en Roma, con los títulos de Imperator y Príncipe del Senado, allí podemos decir llegaría a su fin la Res Publica. “En el año 27 a.C. simulo considerar que su obra estaba terminada y anuncio que regresaría a la vida privada. El senado protesto, suplico… En el mismo año 27 se le confirió el título de Augusto, denominación reservada por lo general a los dioses y objetos sagrados. Octavio quedaba así revestido de una carácter divino”. Pero la república no es famosa por esto, sino porque aquí logran dominar toda la península itálica hacia el 200ª. .C., la consolidación de las magistraturas y de una administración coherente y eficaz para su territorio.

HECHOS SOCIALES:

1.1  La sucesión de Alejandro ====

A la de Alejandro, el cargo militar de quiliarca (el primero después del rey) estaba en manos de Perdicas. Era una titulación cargada de connotaciones orientales, imitada de los persas y desempeñada por un hombre de confianza.

La propuesta triunfante inicialmente fue la de esperar a que el hijo de Roxana se convirtiera en el sucesor de Alejandro, triunfando así las expectativas orientalizantes apoyadas por la caballería, especialmente por los mercenarios. El plan se materializaba en el proyecto de unir Macedonia con Oriente, en una auténtica unidad política, donde se impondrían los nuevos aspectos de la realeza.

Sin embargo, en Macedonia las opiniones se inclinaban en favor de Filipo Arrideo, sucesor por línea directa de Filipo II, lo que significaba la continuidad macedónica, apoyada por los soldados de la falange macedónica y por el conjunto del campesinado, en una visión de la realeza inspirada en la tradición y en la concepción aristotélica.

En Babilonia se plantea como solución el reparto de poder entre los reyes, entre los auténticos hombres fuertes: Crátero (consejero del Rey en Macedonia), Antípatro (jefe de los ejércitos) y Perdicas. Macedonia y Grecia parecen definirse por una sucesión más identificada con Filipo que con Alejandro, al contrario que los ejércitos de Asia.

Crátero inicia las negociaciones, pero muere en el 321 a.C., lo que complica los resultados anteriores. En la nueva reunión de Triparadiso (321 a.C.), Antígono es nombrado estratego para Asia; Ptolomeo, interesado en la independencia de las satrapías, se sitúa en Egipto; Lisímaco domina el territorio de Tracia, mientras que Éumenes queda situado entre Paflagonia y Capadocia. A pesar de todas las tendencias orientalizantes de Alejandro, ha predominado la presencia de los generales grecomacedonios.

==== 1.2  La nueva división del poder ====

La muerte de Alejandro mostró hasta qué punto en los ejércitos griegos y en los pueblos sometidos tenía vigencia el carácter carismático de su poder personal. Aunque la rebelión en las Altas Satrapías estuviera fundamentada en su falta de adecuación a la nueva situación, alejada de la //polis//, lo cierto es que sólo las noticias sobre la muerte del rey sirvieron de estímulo para que se materializaran en un movimiento de este tipo. El final de Alejandro se interpretaba como el final de la capacidad de control del sistema estatal, pero el movimiento fue controlado.

En Atenas, en el 323 a.C., se inicia el movimiento de rebelión conocido como guerra Lamíaca. La hazaña cobró un aspecto individualista, síntoma de las realidades de la //polis//, sólo sustentada ya en jefes militares apoyados en ejércitos mercenarios. La ciudad se convirtió en escenario de la lucha política de las fuerzas contrapuestas representadas por personajes como Foción e Hipérides. La derrota trajo como consecuencia la imposición de una guarnición por parte de los macedonios para apoyar el gobierno de la oligarquía. De este modo, Grecia resulta pacificada y sólo quedan movimientos de resistencia en Etolia.

Tras derrotar a Crátero en Asia en el 321 a.C., no pudo hacer lo mismo con Ptolomeo. Antípatro será en Triparadiso el nuevo //epimeletes// de los reyes con poderes autocráticos. Su objetivo será la lucha contra Éumenes, inicialmente situado junto a Perdicas, representante de la tendencia orientalizante frente a la macedónica. Pero Antígono, encargado de la ejecución de esa lucha, se sitúa cada vez más en el mismo lado orientalizante.

Casandro, hijo de Antípatro, se opone a Antígono, pero a la muerte de éste entra en competencia con Poliperconte, nuevo //epimeletes//, que proclama la libertad y autonomía de las ciudades griegas. Ésto representó el ambiente que permitió la revolución democrática en Atenas, donde se llevó a cabo el juicio y la condena de Foción. La democracia duraría hasta el 317 a.C., en que la victoria de Casandro sobre Poliperconte trajo consigo la instauración del régimen censatario, bajo la tutela de Demterio de Fálero. Se llevó a cabo un censo en Atenas en el que constaba la existencia de 400.000 esclavos, que tal vez refleje el proceso de deterioro de la //polis// como comunidad de hombres libres.

Poliperconte ha nombrado entre tanto a Éumenes jefe del ejército real en Asia, para luchar contra Antígono, pero éste resulta vencedor. Casandro es ahora el dueño de Macedonia y Grecia se enfrenta a Olimpia, que muere en el 316 a.C. acusada de haber matado a Filipo. El joven Alejandro es hecho prisionero.

==== 1.3  La formación de la realeza helenística ====

Antígono, desde Asia, dirige sus esfuerzos hacia occidente, proclamando la libertad de los griegos y el establecimiento de la //demokratía// (concesión de una cierta autonomía vigilada para los asuntos internos de las ciudades). En la guerra emprendida en el 315 a.C. se alían Casandro, Lisímaco y Ptolomeo, y terminó con el reconocimiento de los territorios correspondientes.

Antígono tiene que contar ahora con Seleuco, el fortalecido sátrapa de Babilonia, con lo que ha conseguido el reconocimiento como rey de Babilonia, posiblemente desde el 307 a.C., con la firma de la paz. Antígono y su hijo Demetrio dedican sus empeños a recuperar el control sobre Grecia. En Atenas, Demetrio llega a identificarse con las divinidades, con Dionisio y como pareja homónima de la diosa Démeter. Tras la victoria en Chipre, Antígono se proclama rey, ejemplo seguido de modo inmediato por Ptolomeo, Lisímaco y Casandro.

Después, las acciones se centran en las luchas por el control de Grecia entre Casandro y Demetrio, que obtuvo la alianza de Pirro, pero en el lado contrario se formó una importante coalición, que acabó con Antígono en la batalla de Ipso, en Frigia, en el 301 a.C.

El movimiento de recuperación de Demetrio se dirigió hacia Chipre y las islas griegas, sobre la base de una fuerza cada vez más basada en la flota. La muerte de Casandro, en el 297 a.C., estimuló las acciones ofensivas de Demetrio. La muerte de Alejandro, en el 294 a.C., le permitió modificar su título en el sentido de llamarse rey de Macedonia. El control del territorio griego sólo se ve obstaculizado por la rivalidad con Pirro. Pero la intervención de Lisímaco en apoyo de este último hizo que perdiera Macedonia. Ello provocó un movimiento de oposición a Demetrio que puso toda Grecia en manos de Lisímaco. Las nuevas rivalidades de éste con Pirro favorecieron que Antígono Gonatas, hijo de Demetrio, buscara la alianza con el rey de Epiro.

La muerte de Demetrio y de Ptolomeo (283 a.C.) provocó que el movimiento expansivo de Lisímaco fuera cortado por un movimiento similar iniciado por Seleuco desde Asia, que lo derrotó en Curupedio en el 281 a.C. Allí murió Lisímaco, pero también murió poco después Seleuco a manos de Ptolomeo Cerauno, medio hermano de Ptolomeo Filadelfo, y que fue proclamado rey por el ejército macedonio en el 280 a.C., aunque inmediatamente fue derrotado por Antígono Gonatas.

==== 1.4  Los reinos helenísticos ====

Desde el 280 a.C. se consolidan las tendencias a formarse estados monárquicos hereditarios, debido a múltiples factores. El resultado es una realidad múltiple y diversa, tendente a la unidad, pero consciente de su propia heterogeneidad.

Los reinos se han configurado en torno a las principales entidades territoriales que se formaron a la muerte de Alejandro:

-  Ptolomeo II Filadelfo hereda el reino de Egipto.

-  Antíoco, hijo de Seleuco, hereda el reino de Siria, formado sobre la satrapía de Babilonia y las conquistas llevadas a cabo a costa de Antígono.

-  Antígono Gonatas, hijo de Demetrio, se convierte en rey de Macedonia.

Aparecen entidades étnicas como la de los etolios, donde no llega a formarse el tipo de comunidad identificado con la ciudad estado. Actuaron en colaboración con Antígono Gonatas para rechazar a los galos.

También están presentes las aspiraciones de Pirro, primero hacia Macedonia y luego hacia Italia y Sicilia, y termina intentando el control de Grecia. En occidente trataba de reproducir la guerra de Troya, defendiendo a los griegos contra los sucesores de Eneas. Su muerte en Argos (272 a.C.) sirvió para consolidar el poder de Antígono, sobre todo en la Grecia del norte. En el 275 a.C. Antíoco era derrotado y frenado en sus aspiraciones occidentales, lo que significó el desarrollo de algunos reinos más pequeños en Asia Menor, como Nicomedes de Bitinia, Mitrídates del Ponto y sobre todo Éumenes de Pérgamo, independiente desde el 262 a.C., fundador de la importante dinastía de los Atálidas.

Egipto fue convirtiéndose en el reino más fuerte del Egeo, donde apoyaba la independencia protegida de Atenas, de la Liga Aquea, nueva entidad formada con las ciudades del norte del Peloponeso, y de Esparta. En los años setenta, la primera guerra siria sirvió para la consolidación de las grandes propiedades de Ptolomeo.

La posterior alianza de Macedonia y Siria frente a Egipto llevó a la segunda guerra siria, en los cincuenta, que convirtió a Antígono en el señor de Grecia hasta el 251 a.C., en que comenzó su declive, materializado en la independencia de las ciudades y y, sobre todo, de la Liga Aquea, que comenzó así su etapa más gloriosa en la época en que estaba dirigida por Arato de Sición.

El período sucesivo, de gran oscuridad, está marcado por la tercera guerra siria y los problemas internos del reino de Siria. En el mar Egeo, los etolios manifiestan su poder actuando como piratas. Las pretensiones de la Liga Aquea de dominar el Peloponeso fueron frenadas por la oposición del rey Agis de Esparta, que recibe el apoyo de los reyes Lágidas de Egipto. La Macedonia de Antígono Dosón los derrota y el rey consigue con ello hacerse dueño de Grecia, excepto del territorio controlado por los etolios.

El reino seleúcida experimenta un proceso de desintegración, sobre todo en los territorios orientales. La muerte, entre 223-221 a.C., de Antígono Dosón, de Seleuco III de Siria y de Ptolomeo Evérgetes señala el final de los reinos helenísticos independientes, continuados por Filipo V y Antíoco III, que tuvieron como principal objetivo la lucha defensiva contra los romanos, mientras en Egipto y Pérgamo se iniciaba un proceso integrador que llevó a soluciones más pacíficas en el mismo sentido.

Uno de los grandes dilemas que enfrenta el mundo de hoy y, en general, la humanidad en sus períodos de revoluciones, es la confrontación entre los valores y principios, y los hechos sociales concretos.

Como que en ciertos momentos el espíritu del hombre se torna rebelde, y en el cumplimiento del reto supremo de la transformación y dominio de la naturaleza, el hombre pasa por encima de aquellos valores y principios que le impiden alcanzar su destino. Y, al hacer eso, cuestiona el fundamento moral y cultural de su época.

Tres son a nuestro juicio las grandes vertientes de pensamiento que intentan aprehender los acontecimientos sociales contemporáneos: La surgida del acervo filosófico pragmático, que los comprende dentro de un proceso histórico de superación de la ideología por parte de la humanidad. “El fin de la historia” aparece como producto de la liquidación del desarrollo social inspirado en la utopía. La nueva época estará determinada entonces por el cálculo económico frío:

“¿Cuales son las consecuencias del final de la historia para las relaciones internacionales?, -se pregunta Francis Fukuyama-. Abiertamente, gran parte del Tercer Mundo permanecerá enredado en la historia, y será una zona de conflictos por muchos años más. Pero permítannos centrarnos por ahora en los estados más grandes y más desarrollados del mundo, que después de todo responden por la mayor parte de las políticas mundiales. [...] La vida internacional para la parte del mundo que ha alcanzado el fin de la historia está mucho más preocupada con la economía que la política o la estrategia.” (Fukuyama F., 1991, P.142) Y concluye con falsa nostalgia: “El fin de la historia será un momento muy triste, la lucha por el reconocimiento, la buena voluntad para arriesgar la vida propia por una meta totalmente abstracta, la lucha ideológica a nivel mundial que provocó la audacia, el coraje, la imaginación y el idealismo, será reemplazada por el cálculo económico, la resolución sin fin de los problemas técnicos, las preocupaciones ambientales y la satisfacción de la demanda del consumidor sofisticado.”(Op.Cit.146).

Para esta corriente, la crisis actual es resultado de la conquista final del mundo por los valores y principios que organizan la actividad productiva capitalista.

La segunda vertiente surge del acervo filosófico histórico-dialéctico. Su perspectiva de la crisis contemporánea está enmarcada dentro de un proceso de desarrollo histórico de la humanidad; en el que las contradicciones entre las relaciones sociales y factores de naturaleza material, técnica, cultural, generan condiciones revolucionarias de los fundamentos de la sociedad. Así, las circunstancias que envuelven a las sociedades, se inscriben dentro de un proceso concebido como la crisis de principios y valores fundamentales en contradicción con las necesidades de desarrollo histórico de la humanidad. Sobre esta vertiente será que tratemos de hacer algunos aportes en este trabajo.

La tercer vertiente se enraíza en el acervo religioso–cristiano y busca comprender los acontecimientos sociales contemporáneos como el cumplimiento de la profesía, la parusía. La culminación de la evangelización y el triunfo universal del cristianismo. Como la consolidación del fundamento moral sobre el que se construirá el reino de Dios. La Veritatis Splendor, el nuevo catecismo, Humanae Vitae entre otras, son expresiones de los esfuerzos vaticanos por consolidar una moral cristiana única, que sirva de fundamento a una nueva civilización.

Nuestra intención, en este trabajo, es proponer algunas ideas para el análisis de las sociedades contemporáneas en la perspectiva histórico-dialéctica. Para trabajar dentro de esta vertiente es preciso ante todo reconocer los principios y valores que le dan fundamento a nuestra época. Y esto no es fácil, implica una suerte de “distanciamiento desde el vacío”.

El método dialéctico recomienda concebir esa dimensión imaginaria como el plano en el que se despliega la confrontación entre los principios y valores “fundamentales” de una época y los hechos sociales concretos. Para ello, ante todo se deben individuar y definir esos valores en lo que algunos han llamado el “espíritu de la época”. Identificar este “espíritu” consiste en determinar los principios y valores más típicos y propios de un conjunto de sociedades con un núcleo cultural común, lo que constituye la esencia de ese conjunto de sociedades en el devenir histórico de la humanidad.

  1. El espíritu de nuestra época:

El conjunto de valores y principios actuales, modernos -si se quieren ubicar dentro de alguna clasificación “histórica”-, surgió de la crítica del conjunto de principios y valores medievales.

Nuestro marco axiológico es el resultado de la crítica elaborada por el empirismo, a la determinación mística de la realidad; del juicio al pensamiento supersticioso, por el pensamiento científico. Surge de la censura al idealismo y al dogmatismo por el pragmatismo. Nuestros valores son el producto de la crítica de la soberanía popular administrada por sus elegidos, a la del soberano. Del derecho al disfrute del trabajo propio, a los derechos de la servidumbre. Son el resultado del juicio sobre la belleza mística hecho por la belleza natural, externa, material. El reparo a la alegría por la vida eterna, de la alegría por la vida cotidiana. Es la impugnación de una religión espiritualista hecha por una religión para el progreso material. La crítica del martirio por la nación, al martirio por la iglesia. El juicio de la resurrección, sobre la pasión y muerte.

Distintas revoluciones fueron conformando la época moderna y su paradigma moral, desde los diseños desafiantes del Da Vinci (1452-1519) y del Buonarrotti (1475-1564), hasta las mundanas andanzas del Quijote (1605-1614), desde la hazaña de Colón, al grito de Galileo (1564-1642) y a las construcciones matemáticas de Newton (1643-1727), desde el Príncipe de Maquiavelo (1469-1527) y las ideas de Locke (1632-1704), hasta la revolución de los Rousseau (1712-1778) y Diderot (1713-1784); desde la reforma de Martín Lutero (1483-1546), desde el pensamiento económico de Smith (1723-1790), hasta la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (1773)  -para citar algunos de los hitos más importantes-, pasan alrededor de tres siglos durante los que se gesta el paradigma “moderno”.

La “modernidad” se constituye así sobre la base de la razón y la experiencia científica, sobre la liberación del espíritu de empresa individual de los grilletes de la esclavitud, la servidumbre y el Temor de Dios; sobre el disfrute de la cotidianidad; sobre la aplicación práctica, dividida y especializada de los conocimientos. En la esfera política, nuestra época se establece sobre la soberanía nacional y la representación democrática; la “modernidad” es la edad del espíritu de la nación, de los intérpretes e intermediarios ilustrados de la voluntad y la soberanía populares.

Esos son algunos principios de nuestros valores. Principios culturales destacados de esta época son, por tanto, una visión antropocéntrica del universo, la nación-estado y la democracia representativa burguesa, la libertad individual de empresa y el objetivo del bienestar individual, el trabajo dividido y especializado e individualizadamente remunerado.

Por eso, si quisiéramos denominar nuestra edad por su carácter, debiéramos llamarla Edad Enciclopédica, por la correspondencia que tiene ese movimiento cultural y su pensamiento, con los principios y valores que conducen y determinan nuestras sociedades.

Edad Moderna, como se ha venido denominando a nuestra época, no significa nada, Corripio (1984) deriva el término moderno del latín modernus, de modus: modo, ¡y se habría introducido en nuestra lengua con las acepciones de reciente, actual, desde el siglo XIV.

Y, desde luego, menos aún significan o sugieren los términos de “Modernidad” y “Post-Modernidad”.

No engendran esos principios, sin embargo, un conjunto coherente de valores. No obstante surgidos de la crítica de principios anteriormente predominantes, coexisten en la cultura algunos valores que incumben a épocas precedentes. Mientras esos valores no entren en contradicción con las prácticas de supervivencia, su convivencia con otros lógicamente inconsistentes no es incómoda. Como una muestra de estas contradicciones pueden verse los resultados de estudios sobre la estructura de la opinión pública costarricense hecha por un grupo de profesores de las escuelas de sociología y matemática de la Universidad de Costa Rica; muestran con toda claridad la coexistencia de valores contradictorios (para una determinada perspectiva teórica) en la estructura de la opinión pública real.

  1. El cuestionamiento de principios Enciclopédicos.

Sobre la base de estos elementos que definen el espíritu enciclopédico, podemos especular identificando algunas manifestaciones recientes del comportamiento social que fueran expresiones del cuestionamiento de algunos de estos principios. El procedimiento consiste fundamentalmente en observarlos a la luz de las innovaciones técnicas e ideológicas y sus perspectivas de aplicación en el proceso de apropiación y dominio de la naturaleza por la humanidad, así como a la luz de las posibilidades de generalización, globalización (¡humanización!) de estos adelantos y sus beneficios.

No aparece claro aún si este proceso histórico actual, por el que se cuestionan y critican algunos de esos principios, es el fruto del desarrollo mundial de ese paradigma, o es el fruto de su confrontación ya inevitable con el avance técnico e ideológico (moral) adquirido por la humanidad.  Lo más probable  -metodológicamente más aceptable-  es que la situación actual sea el resultado de ambas cosas a la vez; la consolidación universal del paradigma enciclopédico enfrentando sus propias contradicciones, la resistencia de los últimos reductos de rebeldes; y, a la vez, el surgimiento paralelo y sincrónico de contradicciones históricas con principios que configuran un nuevo paradigma civilizador.

HECHOS RELIGIOSOS QUE OCURRIERON: 

Uno de los elementos comunes de toda la cultura griega fue el culto a los mismos dioses, aunque cada ciudad tenía peculiaridades en el culto. Algunos santuarios llegaron a adquirir un estatus panhelénico como el oráculo de Delfos y santuario de Asclepio en Epidauro.

Otro de los elementos que unían a las poleis griegas eran los festivales de los juegos. Se celebraban los Juegos Olímpicos, los Juegos Nemos, los Juegos Píticos y los Juegos Ístmicos.

La religión griega era politeísta, los dioses tenían forma humana y habitaban en el monte Olimpo. Estos dioses
estaban encabezados por Zeus, y cada uno era dios de una cosa. Los griegos creían también en los espíritus,
que interferían en las vidas haciendo el bien o el mal. Los griegos celebraban los juegos olímpicos cada cuatro
4años en honor a los dioses y a veces contactaban con estos a través de los oráculos para conocer su futuro.

MITOLOGÍA Y RELIGIÓN

La religión romana antigua se basó en la creencia en una deidad superior Júpiter y en otras menores (Marte, Juno, Quirino, Minerva, etc.) agrupados en tríadas según la época (al principio: Júpiter-Marte-Quirino; después, Júpiter-Juno-Minerva). Júpiter fue apropiado por los romanos en términos de dios nacional, en detrimento de los latinos, que lo veneraban en común. La voluntad de Júpiter era la base del Derecho, y su voluntad, así como la de los otros dioses, debía ser descubierta por adivinos, sacerdotes y augures. Su culto público estaba en manos de colegios sacerdotales especializados, presididos por el pontífice máximo. Existía un culto privado a los espíritus de los antepasados (lares, manes, penates).

Durante el Imperio se desarrollaron cultos provenientes del Oriente que prometían la trascendencia y la vida eterna, tal como el de Mitra y el cristianismo. Por su parte, Júpiter llegará a ser interpretado en el Bajo Imperio en términos casi monoteístas por efecto de la filosofía neoplatónica y el paganismo tardío en su competencia final con el cristianismo.

El modelo romano incluía una forma muy diferente a la de los griegos de definir y concebir a los dioses. Por ejemplo, en la mitología griega Deméter era caracterizada por una historia muy conocida sobre su dolor debido al rapto de su hija Perséfone  a manos de Hades; los antiguos romanos, por el contrario, concebían a su equivalente Ceres como una deidad con un sacerdote oficial llamado Flamen, subalterno de los flamines de Júpiter-Marte-Quirino, pero superior a los de Flora y Pomona. También se le consideraba agrupada en una tríada con otros dos dioses agrícolas, Liber y Libera , y se sabía la relación de dioses menores con funciones especializadas que le asistían: Sarritor (escardado), Messor (cosecha),Convector (transporte), Conditor (almacenaje), Insitor (siembra) y varias docenas más.

HECHOS ARTISTICOS:

Arquitectura de la antigua Grecia

En la antigua Grecia los edificios estaban financiados por el estado y este se preocupaba por embellecer la ciudad. En Atenas la capital de la antigua Grecia, destacan varios edificios por su arquitectura, estos son el Partenón, el  Erecteion y el templo de Atenea. El Partenón, fue un templo griego situado en una zona destacada de la Acrópolis, fue uno de los edificios más importantes de la antigua Grecia.

Unos de los arquitectos más importantes de esta época fueron Fidias, Polícito y Praxíteles, el primero diseñó algunas esculturas del Partenón, el segundo dedicó su talento a esculpir figuras de hombres y el tercero personificó dioses en sus esculturas.

El arte romano, al igual que su arquitectura e ingeniería, se extendió, como su imperio, a lo largo y ancho del perímetro del Mar Mediterráneo, siendo uno de los principales exponentes de la avanzada civilización romana.

El arte romano hunde sus raices en diversas influencias, especialmente del mundo etrusco y del griego.

La fuerte organización y personalidad del Imperio Romano exige un arte y una arquitectura que aúne el carácter funcional con el propagandístico. De esta forma nace un arte muy centralizado y unitario que abarca todo el imperio, no sólo Roma sino, en mayor o menor medida, a todas su provincias.

No cabe duda que el arte romano es la manifestación artística más significativa de la historia del mundo occidental, ya que su influencia nunca se ha dejado percibir a lo largo de los muchos siglos desde su desaparición en toda Europa. No ha habido momento histórico (quizás el gótico es el arte y arquitectura más alejada del canon romano) que no haya sufrido en mayor o menor medida su influencia.

About these ads